No solo los diseñadores consagrados tienen oportunidad de presentar sus creaciones en Madrid. El pasado 2 de febrero el pabellón número 14 de IFEMA se convertía en el lugar idóneo para que los nuevos talentos de la moda mostrasen sus colecciones.

Esta práctica, que desde 2008 se encuentra enmarcada en el contexto de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid, nació en febrero de 2006 con el objetivo de convertir propuestas alternativas en estándares de moda que emplear en el día a día.

Como vía para conseguir dicho objetivo, dentro del Cibelespacio (el área de stands que rodea las salas en las que se realizan los desfiles), se habilita un lugar de venta de prendas al público que han sido realizadas por esos diseñadores que comienzan a dar sus primeros pasos en el mundo de la moda, el conocido como Showroom EGO.

En la actualidad, se conoce este proyecto bajo la denominación Samsung EGO, tras el cambio que se produjo en el año 2013 con la introducción del Premio Samsung EGO Innovation Project , que dota con una beca a aquellos proyectos que resultan innovadores en relación con la investigación en el campo de la moda.

Desde Discordia, hemos tenido acceso a cuatro de los desfiles de esta edición donde se comprobaron las diferencias entre propuestas por parte de los distintos creadores.

Reveligion

La sevillana María Rodríguez Blanco, creadora de la marca Reveligion (procedente del juego de palabras entre revolución, revelación y religión) fue la encargada de abrir la jornada vespertina del día 2 de febrero con su colección École, con la que trataba de transmitir el dolor y el sufrimiento que entrañan el bullying y el querer encajar en una sociedad con la que no te sientes identificado. Para ello emplea prendas bastante coloridas en las que mezcla colores vivos y pastel con alguna tonalidad gris. En cuanto a las telas destacan los tules combinados con las gasas que aportan pomposidad a vestidos y pamelas que sirven de complemento y que recuerdan a la morfología de las hortensias. Además, también se pueden apreciar otras creaciones realizadas en raso y con decoraciones bordadas de motivos florales.

École (2020) de Reveligion. MARINA GARCÍA

Fátima Miñana

Fátima Miñana, de origen madrileño, compartió pasarela con las creaciones de Reveligion. Sin embargo, esto no eclipsó su trabajo inspirado en el arte y, en especial, en el movimiento escultórico Geometry of Fear, nacido en los años 50 en Reino Unido y que se basa en figuras geométricas que la diseñadora consigue replicar con el empleo del moulage (técnica basada en la confección de las piezas directamente sobre un maniquí o persona) y el patronaje 3D. Sin embargo, este vestuario, que acerca la moda y la escultura, no deja de lado la funcionalidad. Para sus creaciones emplea materiales como lanas, nylons, algodones y encajes que una vez manipulados aportan una sensación de texturas rugosas. En cuanto a los colores existe una contraposición entre colores neutros y apagados con otros más neones.

Geometry of fear (2020) de Fátima Miñana. MARINA GARCÍA

Datuna

El diseñador internacional Datuna Sulikashvili, procedente de Georgia, presentó una propuesta centrada en colores blancos y negros con algún toque de platas y oros, en vestidos y corpiños metalizados, dentro de la que destacaba el amarillo de una camisa de seda. Terciopelos, cueros y organza, además de bordados a mano, fueron otros materiales por los que apostó este reconocido georgiano que llegó a confeccionar el atuendo inaugural de la Primera Dama de su país.

SS20 (2020) de Datuna. MARINA GARCÍA

Anel Yaos

Monsters es el nombre de la colección que propone el sevillano Anel Yaos de cara a la temporada otoño-invierno 20/21. Su línea está marcada por prendas que transmiten una sensación de ligereza gracias el empleo de sedas, gasas y algodones. Toma como inspiración el gipsyglam de los años 70 y 80, los nómadas y las prendas genderless y marginales con las que pretende transmitir un concepto muy filosófico: analizar la existencia, la permanencia y el sentido de la vida con la exploración del lado oscuro, de los miedos y las sombras y de esta forma “abrazar a los monstruos” y “aceptarnos tal como somos para amar todo lo que nos rodea”, como él mismo indica en la presentación de su muestra.

 

Monsters de Anel Yaos (2020). MARINA GARCÍA

Para finalizar la jornada y como cierre de la 71ª edición, se procedió a la entrega del premio Mercedes Benz Fashion Talent que concede a su ganador la oportunidad de mostrar su colección en una de las pasarelas internacionales que patrocina la marca Mercedes Benz. Esta vez la ganadora fue Fátima Miñana, que se mostró visiblemente emocionada por obtenerlo tras presentar su primera colección, sobre la que, según ha declarado al programa Flash Moda, había volcado “mucho esfuerzo y dedicación”.