Nuestra humilde vitrina cumple ya un mes, y no se nos ocurre mejor manera de celebrarlo que daros el lujo de leer los relatos de María González y Adri Suárez. Por supuesto, en este rincón nunca puede faltar la poesía, que en esta ocasión viene de la mano de Inés Revell Almira. Poneos cómodos; con un poco de literatura disfrutaremos más del lluvioso abril.


Ella y la musa- María González

Ella vivía enamorada del viento moviendo su pelo, las lágrimas surcando sus mejillas y la risa escapando entre sus labios. Ella quería ser brisa, ser rayos de sol, ser rocío. Nunca quiso ser música. 

Desde que se conocieron, él nunca le prometió imposibles. No trató de regalarle la luna, escribir su nombre en el agua, ni mucho menos proclamar su amor a los cuatro vientos. Nunca le dijo te quiero, ni le dedicó palabras bonitas en empalagosas cartas. Nunca trató de atraparla. Él solo quería pintarla: decía que Ella era arte. 

La suya fue una historia trágica, la de un artista enamorado de su musa, de una idea tan pura como una gota de rocío, tan profunda como el más hondo de los volcanes. Él acabó perdiendo la cabeza y trató de retratar Su esencia. Consiguió una obra maestra.

La musa quedó atrapada en el lienzo, cumpliendo su destino. Ella, la mujer, hubiera preferido crecer libre y salvaje como las flores del jardín del artista.

Ella amaba la libertad.

STEVE JOHNSON (PEXELS)

Puedes seguir y leer a María González en su perfil de Instagram: @mariagonpe_


Reconstruyéndome- Inés Revell Almira

Es inevitable no pensarte.
Me engaño todos los días diciéndome
que estoy mejor sin ti.
Y tal vez, sea cierto
pero ahora el que tiene el poder es
mi corazón (roto)

No quiero reconocerlo, pero mi mayor error 
fue creer que éramos 
invencibles. 
Y sin pensarlo, te fuiste, sin mí.

Tú, que siempre decías que jamás te irías
si no era yo quien te acompañase.
No te lo pensaste.

Yo, con la mirada apagada,
sin creerme nada de lo que estaba pasando,
me dejaste con las manos vacías.
Y el corazón en pausa.

RAHUL PANDIT (PEXELS)

Puedes seguir y leer a Inés Revell Almira en su perfil de Instagram: @arts_ira


Expirante Fiera- Adri Suárez

Soy el alcalde. Me alimentan, me limpian, me cuidan, me observan, me respetan, me guardan y me admiran. Tengo suerte, soy el único de mi especie con privilegios. Los demás, aquellos que solo aspiran a parecerse a mí, desaparecen. Son diferentes, aburridos, no aportan nada, ¿quién los iba a querer? Nunca llegarán a ser aquello en lo que yo me he convertido.

Cálido día fue aquel en el que mis cuidadores me sacaron del hogar para que mis súbditos me admiraran, o eso me dijeron. En el camino, hastiados animales me paraban y perturbaban con chillidos de sufrimiento: “¡Mi hija! Esas bestias se la han llevado para cortarla en pedazos y devorarla como si de grandioso manjar se tratara”. Nunca me ha gustado el dramatismo, pensé, menudos arrogantes que creen que pueden ocupar el planeta sin ofrecer ninguna utilidad.

Fue ese el último pensamiento cuerdo que generé antes de despertarme en la punzante arena, desorientado y con un hombre que sostenía un trozo de tela roja delante de mí. Mientras me apuñalaba con una barra de hierro, ardiente y férvida, en el corazón, comprendí que no era el alcalde. Había sido un objeto de diversión, atiborrado para ser fuerte y que mi muerte fuera más lenta. Recordé a aquellos que me interrumpieron por el camino, alegando que sus crías iban a ser devoradas, y vi la realidad; quienes me cuidaban, los humanos, nunca me quisieron, pues solo he sido un cuerpo moribundo esperando a que aquellas fieras me arranquen la piel para mostrar su supuesta superioridad.

MARGARITA MORALES (PIXABAY)

Puedes seguir y leer a Adri Suárez en su perfil de Instagram: @adri.strm. También puedes seguir sus publicaciones sobre literatura en @adribooks. Adri Suárez ha publicado algunos de sus poemas en el libro Caricias para el alma, publicado en 2019 por Postdata Ediciones, que destina los ingresos que produce el libro a asociaciones que luchan contra el cáncer.


Aquí concluye la primera Vitrina Literaria de abril. Recuerda que si quieres participar, solo tienes que rellenar el formulario de la pestaña Colabora o escribiéndonos a discordiamagazine@gmail.com