Mayo es conocido como el Mes de la Masturbación, pero el resto de meses no tienen por qué quedarse atrás

En pleno 2020 siguen habiendo reticencias y tabúes frente a la masturbación, así como para el uso de juguetes sexuales para ello. Existe casi la misma desinformación que alrededor de la virginidad, así como la misma curiosidad y los mismos miedos, aunque el Satisfyer ha logrado en unos años lo que miles de blogs (y parejas) no habían conseguido apenas: satisfacer a las mujeres y normalizar el uso de juguetes en el juego en solitario y en pareja.

¿Cómo funcionan los juguetes?

Algunos necesitan pilas, como es el caso de la mayoría de vibradores y otros cargadores (como el Satisfier Pro 2 y otros estimulantes y succionadores), pero siempre depende. Los consoladores (también conocidos como dildos) no necesitan cargarse a menos que tengan la doble función de vibrador. Es recomendable realizar una primera carga y una primera limpieza del producto nada más sacarlo de su caja. Se pueden limpiar o bien con agua y jabón (especialmente si son sumergibles) o con un limpiador de juguetes, que están disponibles en todas las tiendas de venta de juguetes sexuales. Además, es necesario limpiar los juguetes una vez usados y preservarlos en un lugar seco lejos del polvo y los rayos del sol.

“Demasiado joven”

Este es uno de los primeros miedos: ¿es mi hijo demasiado joven para tener un juguete sexual? La media de iniciación sexual en los jóvenes españoles se encuentra alrededor de los 16 años. Por ello, comenzar a experimentar con juguetes sexuales previamente no es en absoluto inoportuno, pues conviene que antes de tener una relación con otra persona hayan tenido la posibilidad de conocerse, experimentar con su cuerpo y saber qué les gusta y qué no. Sin embargo, los juguetes no deben reemplazar métodos de autoconocimiento que no involucran máquinas, para así conocer el cuerpo en su totalidad.

img_20200727_103524
‘Estudio de manos’ de Elly Smallwood (@ellysmallwood).

Una ayudita

A pesar de que conviene no depender de los juguetes para poder experimentar y disfrutar del cuerpo y del sexo, son muchas las mujeres que se sienten incapaces de masturbarse sin un pequeño amiguito que vibre. La masturbación masculina es más intuitiva que la femenina, y es por ello que encontramos un mayor número de juguetes destinados a la estimulación del clítoris y la vagina. Además, esta ayuda es tanto para uso personal como para usar en pareja.

Distintos tipos de juguetes para distintos tipos de personas

Hay un universo de juguetes. Vibradores, estimuladores, masajeadores, succionadores de clítoris, bolas chinas, plugs anales, anillas, consoladores… Y aún así la mayoría de la gente no se atreve a descubrir qué le mueve. A pesar del famoso éxito de ventas que resultó ser el Satisfyer, muchas mujeres no lo recomiendan como primer juguete sexual debido a que crea falsas expectativas: no todas las mujeres consiguen correrse en menos de 3 minutos de estimulación y hay quienes tienen mucha sensibilidad, por lo que disfrutan más con una sensación indirecta.

Mi primer juguete

Por ello, la primera elección para miles de mujeres son los vibradores, que permiten estimular todas las zonas erógenas. Existen vibradores para exploración interna y externa, así como vibradores en remoto para usar en pareja. Lo más recomendable es comenzar con un vibrador simple, como las llamadas “balas“, para ir acostumbrándose, pero siempre es a gusto de cada persona. Además, el primer juguete que compres puede no ser el adecuado para tu tipo de persona y la estimulación que requieres. En otras palabras, no está hecho para ti. ¡Y no pasa nada! Hay cientos de juguetes esperando a ser probados.screenshot_2020-07-27-10-21-52-01

Hay juego para todos

A pesar de que los juguetes están mucho más normalizados (y aún queda) en mujeres cis, existen también juguetes para hombres y para mujeres trans. Hay vibradores, masturbadores, anillos y anillas, consoladores, plugs y uno de los más vendidos: los huevos. Estos juguetes son muy elásticos y permiten una masturbación diferente según el diseño geométrico del interior e incluso con efectos diferentes a raíz del lubricante que incluye en su interior, como el efecto frío. Además, son de los juguetes más asequibles del mercado y si se limpian y cuidan pueden durar múltiples usos.

tenga
Tipos de Tenga Eggs. (Etsy)

La marca Tenga tiene también un masturbador similar al Huevo Tenga pero de mayor longitud llamado Tenga 3D que puede llegar a las 50 sesiones. Además, su elegante diseño lo diferencia de otros juguetes sexuales que se decantan por una apariencia llamativa hasta el histrionismo.

En definitiva, los juguetes sexuales son una forma de pasarlo bien y conocerse. Seas quien seas y te guste lo que te guste, hay juguetes hechos para ti. Y si no sabes lo que te gusta, ¡es hora de empezar a descubrirlo!