Por Andrea Pardo y Paula Robaina

Su disco más experimental con el que pretende dejar atrás su personaje

Aunque estemos en febrero, no consideramos precipitado afirmar que el pasado viernes salió uno de los mejores y más esperados discos del panorama musical español de este 2021. C. Tangana estrenaba el que asegura es el mejor disco de su carrera colocando un neón en el emblemático Hotel Riu Plaza España, en la ciudad que da nombre al disco: El Madrileño.

Según sus propias declaraciones, todo comenzó el verano de 2018. Perdido en medio del océano de fama y éxito en el que se había convertido su carrera, Antón dejó de encontrar el sentido y la pasión en C. Tangana. Toma entonces el paso de huir del sonido enlatado hacia el folclore tradicional y la “música raíz” en forma de sencillos como Un veneno o Para repartir, hasta el gran éxito de Nunca estoy.

“Yo siempre estoy huyendo del personaje o del momento artístico en el que estoy” – C. Tangana

Nace así su disco más experimental y arriesgado. Una simbiosis de música, producción, letras y estética perfectamente integradas dentro de un álbum conceptual que representa el paso a esa nueva era dominada por el alter ego de El Madrileño. Este nuevo trabajo de C. Tangana es una combinación de música urbana (presente en los ritmos o la producción cocinada por el perfecto tándem Alizzz-Antón), música latina (boleros, bachata, etc.), música folclórica española e incluso pop-rock español de finales de los 80 y 90 como el presente en Hong Kong y Nominao.

Para cada uno de estos acercamientos, Antón se sirve de voces y maestros como La Húngara, Jorge Drexler, Kiko Veneno, Andrés Calamaro o los Gypsy Kings; aunque también de artistas más desconocidos llenos de personalidad como Ed Maverick u Omar Apollo. Y es que El Madrileño es también un disco de colaboraciones en el que C. Tangana retira en muchas veces su Ego a un segundo plano para dejar paso a la sonoridad y matices de los acompañantes.

El Madrileño de los récords

C. Tangana apostó por el cambio y no solo ha salido ganando, sino que ha reventado la historia de la música. Con más de cinco millones de streams computables en sus primeras 24 horas en Spotify España, El Madrileño se coloca como el mejor debut nacional de la historia y el tercero mejor en general solo por detrás de Bad Bunny y J Balvin. Asimismo, C. Tangana también ha sido capaz de meter las 14 canciones del álbum en el top 25 de Spotify España (siete de ellas entre las 10 primeras) y de llevar Tú me dejaste de querer al número uno de LOS40 la canción menos comercial que se recuerde. 

Si el C. Tangana trapero ya era una de las figuras musicales más conocidas de nuestro país, El Madrileño va dispuesto a sentarse en el trono y romper todas las fronteras al más pleno estilo de Rosalía. El cantante también puede presumir de ser el primer artista español en situar su disco como el debut más importante de la semana a nivel global en Spotify. Con el perdón de Omar Montes y Aitana, ya son muchos los que vaticinan que Antón será el artista español más escuchado en España en 2021.

Un veneno

“El Madrileño es el mejor disco que he compuesto en mi vida y Un veneno es la primera canción de ese disco. Me parece que todo lo que he hecho anteriormente fue solo entrenamiento”, asegura C. Tangana en su descripción del disco para Spotify. Él mismo ya lo había dejado muy claro en 2018 con la portada del sencillo: “En esta cinta no se incluyen sus anteriores éxitos: Qué buena mujer!, Bien blandito o Llorando con mi primo”. Atrás queda el pucho trapero, aquí nace el artista, El Madrileño.

Un veneno es una locura extravagante en forma de bolero cubano (que suena a la vez español y latino) sobre la dicotomía entre fama y artista. De esta forma, en el tema entran en conflicto las dos caras de Antón: el éxito y la gloria de C. Tangana frente a El Madrileño dispuesto a tirar su carrera al vacío. Como primera pieza del puzle, El Madrileño no puede evitar incluir una revisión de Un veneno junto a Niño del Elche y José Feliciano. Se mantiene fiel a la original, aunque la mayor presencia de la guitarra española y de los coros la acerca mucho más al folclore.

Nunca estoy

C. Tangana decide seguir su propio consejo de Un veneno y arrojar todas las cartas sobre la mesa a cambio de Nunca estoy, una canción experimental recogida en un primer lugar dentro de su EP Bien(:. Con fragmentos de canciones de Rosario Flores y Alejandro Sanz, con ella se introduce en el pop español más tradicional acompañada de una increíble producción con Allizzz.

Antón se traslada así a la visión que las mujeres de su vida tienen de sí mismo, de forma que, sobre la misma letra, se pueden escuchar los ecos de los mensajes y del barullo de voces femeninas reclamándole estar. Gracias a ella, C. Tangana consiguió su primer número uno en las listas de venta y en Spotify España. Fueron precisamente estas cifras y el reconocimiento a esta nueva faceta la que le impulsó a arrojarse de frente a crear El madrileño desechando el proyecto de rap que tenía entre manos.

Demasiadas mujeres

Si bien Un veneno y Nunca estoy fueron las primeras composiciones, Demasiadas mujeres fue la apertura inicial de esta nueva era el pasado mes de octubre. También es el único tema en solitario (obviando Nunca estoy) dentro de un disco marcado por las colaboraciones que ayudan a aunar estilos, aunque consigue el mismo efecto de reminiscencia con el uso de los samples.

Mientras los ritmos y las letras inspiran el estilo anglosajón de Kanye West, el estribillo y la introducción conectan directamente con la España profunda tradicional. Para ello coge la reconocible melodía de Campanera, pasodoble interpretado por Joselito en El pequeño ruiseñor (1957), así como las cornetas y tambores de El amor de Ntr. Sra. del Rosario de Cádiz. Todo ello se vuelve a acompañar con la producción electrónica que tan bien le ha caracterizado en sus otras épocas. En cuanto a la letra, la canción es una oda a las mujeres que han pasado por su vida al tiempo que arremete y mata (literalmente en el videoclip) a su anterior alter ego fuckboy del C. Tangana trapero. 

Tú me dejaste de querer

C. Tangana sabía desde el primer momento que Tú me dejaste de querer sería el tema más importante de su carrera (así lo describió en su entrevista en La Resistencia o en su sesión con Ibai). Pero quizás lo que El Madrileño no se esperaba es que con ella sería historia de España tantas veces que todos hemos perdido la cuenta. La fórmula del éxito: un riff de guitarra de ensueño, un mensaje universal y ritmos urbanos mezclados con sonidos de flamenco y bachata que consiguen conectar a todos los niveles con cada uno de nosotros. A todo esto hay que añadirle la jugosa incógnita de la persona rompecorazones a la que va dedicada y un videoclip perfectamente ejecutado que atrapa con la mirada.

Hong Kong

Hong Kong es la canción que cierra El Madrileño y también uno de los trabajos más especiales del álbum. Aunque es cierto que todas las canciones del nuevo álbum de C. Tangana tienen un sonido propio, Hong Kong es como un soplo de aire fresco. El postre que acaba dejando el último regusto en el paladar tras una comida perfecta.

Hong Kong conecta, gracias a sus participantes, directamente con los sonidos de la infancia de C. Tangana. Él mismo lo explica en Grabando Hong Kong en El Madrileño, la experiencia del álbum para Spotify: “Si yo de pequeño le digo a mi padre con 10 años que voy a conseguir que por primera vez compongan juntos Calamaro y Dexler, pues probablemente me hubiesen internado”. Las voces de Calamaro y C. Tangana encajan a la perfección en Hong Kong y es la forma perfecta de cerrar un disco basado en el respeto a la tradición musical española.

Párteme la cara

Párteme la cara es la colaboración con Ed Maverick, el cantautor mexicano que ha sido una de las revelaciones del último año del panorama musical. El tema es una de las canciones de El Madrileño que más se acerca al género pop, alejándonos un poco de otros estilos más tradicionales. Las guitarras acústicas y el autotune tan bien integrado crean la combinación perfecta. Su letra acaba de reafirmar que nos encontramos ante el C. Tangana más romántico, ya que el tema del amor y la pérdida de este es una de las piedras angulares de El Madrileño. De hecho, Párteme la cara es posiblemente el mayor exponente de esta temática en el álbum.

Ingobernable

Ingobernable es la canción de El Madrileño que tiene un mayor sonido flamenco, bebiendo directamente de este género. En ella tenemos a C. Tangana junto a los Gipsy Kings (Nicolás Reyes y Tonio Baliardo). De nuevo, C. Tangana se adapta al estilo de sus acompañantes, creando una fusión que nunca pensamos que funcionaría tan bien. Ingobernable tiene implícito el sello de los Gipsy Kings con sus característicos movimientos de guitarra.

CAMBIA!

En CAMBIA! C. Tangana se une a las voces de Adrián Favela y Carin León. En la composición se les une Cristian Quirante Catalán y Víctor Martínez. Con su característico sonido basado en la guitarra española, CAMBIA! trata de lleno la masculinidad tóxica y el personaje por el que tantas veces ha sido criticado C. Tangana.

Asimismo, la canción nos expone la reflexión de un hombre al que desde niño se le enseñó que debía ser exitoso, que debía tener fama y dinero y que, cuando lo consigue y alardea de ello, el mundo le exige que cambie y le dicta que su forma de vivir no es la correcta. Este dilema ya lo vimos en otra de las canciones del álbum, pues Un veneno sigue la misma línea temática cuestionando la fama.

Antón no es el primer caso de artista que ha querido volver a refugiarse en sus raíces este nuevo siglo. Tal y como vimos en Discordia hace unos meses, Taylor Swift también decidió reinventarse y alejarse de su faceta más comercial y electrónica en folklore, toda una declaración de intenciones. ¿Habrá provocado el confinamiento una vuelta a los sentidos más tradicionales y orgánicos en los artistas? Lo que está claro es que C. Tangana ha demostrado que nada se le resiste ya, inclusive componer un nuevo himno para el RC Celta.

¿Con qué nos sorprenderá ahora C. Tangana? ¿Se rebautizará como El Madrileño? Mientras esperamos las respuestas a estas preguntas, podemos escuchar en bucle El Madrileño, un álbum que desde aquí predecimos que conseguirá perdurar en el tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perfiles en Redes Sociales