Discordia inaugura esta sección en la que cada domingo uno de nuestros redactores sacará a la palestra sus tres imprescindibles: tanto obras maestras, como piezas desconocidas o placeres culpables. ¿Qué mejor manera hay de terminar la semana?

1. Música: Blanco White

Blanco White es el nombre artístico del cantante londinense Josh Edwards. Conocí a este autor hace cerca de un año y, pese a que todavía no tiene ningún álbum publicado, tiene aproximadamente 15 canciones en Spotify. Gracias a sus estudios en el sur de España y Latinoamérica, Blanco White mezcla toques de flamenco con la música de su Londres natal. El resultado final es un ambiente totalmente de ensueño, nostálgico y, en resumen, que no te puedes perder.

2. Cine: Antes del amanecer – Richard Linklater (1995)

Antes del amanecer (1995) es la primera película de la trilogía Before de Richard Linklater. Vi esta película a principios de año y se ha convertido en una de mis favoritas. El día que pasamos en Viena junto a nuestros dos protagonistas que acaban de conocerse se siente único, y el amor que se forja entre ambos no deja indiferente a nadie. Sin necesidad de un solo conflicto entre los personajes, y reduciendo el número de planos al mínimo imprescindible, Richard Linklater logró mantenerme pegado a la pantalla con una mezcla de filosofía y amor propia e irrepetible. 

3. Literatura: La alargada sombra del amor – Mathias Malzieu (2005)

La alargada sombra del amor nos cuenta el duelo de un hombre que acaba de perder a su madre. La situación le hace contactar con un extraño gigante, doctor en sombrología, que le da un trozo de su sombra. La melancolía de esta obra nos enternece y es posible que nos dé ganas de abrazar a nuestra mamá.