¿Qué mejor manera hay de afrontar un domingo que al ritmo del jazz? Hoy te traemos tres recomendaciones repletas de swing para deleitar a tus oídos.

Música: ‘The Crossing’ de The Dave Brubeck Quartet (2001)

Si, al igual que yo, alguna vez has intentado internarte en el interesante mundo del jazz, sin duda te habrás topado con el mítico tema Take five, el himno por antonomasia del cuarteto liderado por el pianista Dave Brubeck. Y es que la obra del estadounidense fallecido en 2012 es idónea para hacerse al sonido del jazz y disfrutar poco a poco de sus arreglos y cualidades. De entre todos los álbumes del Dave Brubeck Quartet, me quedaría con The Crossing, hacia el que siento un cariño especial.

Cine: ‘Whiplash’ de Damien Chazelle (2014)

Para mí, esta película acerca del sacrificio, el éxito y el virtuosismo es la obra maestra del aclamado Damien Chazelle, que se consagró como uno de los grandes directores contemporáneos con su espléndida La La Land (2016). Este film nominado a un Óscar nos cuenta de manera cruda la historia de un joven batería de jazz que empieza a ser tutelado por un exigente profesor decidido a crear un músico virtuoso. Aviso: si tienes sueños ambiciosos y grandes aspiraciones, no te recomiendo esta película. Bueno, en realidad, si es así, te la recomiendo aún más.

Fotograma de Whiplash (2014) de Damien Chazelle.

Literatura: ‘En el camino’ de Jack Kerouac (1955)

Una de las obras más rompedoras y contestatarias de la literatura estadounidense es, además, la obra más famosa de toda la Generación Beat de poetas que, a partir de los años 50, comenzaron a revelarse contra las imposiciones de la rígida sociedad de mitad de siglo. En el camino es un viaje sin destino protagonizado por Sal Paradise (álter ego del propio autor), un joven que se pierde en la inmensidad de Norteamérica para vivir una vida tan improvisada como las actuaciones de bebop que inundan esta novela generacional.