El 13 de diciembre de 2020, Fine Line celebra su primer aniversario dentro de la industria musical con el que su intérprete, el cantante británico Harry Styles, conseguía posicionarse en Estados Unidos el primero en la lista de Billboard 200.

Tras la ruptura de la boyband One Direction en 2016 y tras seis años llenos de conciertos, cuatro giras mundiales y cinco álbumes, además de contar con un fandom muy fuerte, los miembros de la banda británica, entre ellos Harry Styles, comenzaron su carrera en solitario y con ello millones de ojos puestos sobre su nueva trayectoria. A pesar de poseer ya un elevado número de oyentes fieles a sus próximos proyectos, lo cierto es que era cuestión de tiempo que surgieran las comparaciones. Tras el éxito cosechado con canciones pop comercial que habían calado muy bien entre el público adolescente, era su momento de decidir hacia qué estilo querían dirigir su carrera y ampliar su púbico hacia una madurez musical ligada a la personal.

Fine Line, el álbum 

Fine Line es el segundo álbum de Styles junto con las discográficas Erskine y Columbia Records, compuesto por 12 canciones. Como ya mencioné antes, este 13 de diciembre cumple un año desde su lanzamiento y, además de conseguir el puesto número uno en la lista de discos estadounidense, cuenta con otros reconocimientos, siendo ganador de los American Music Awards a Álbum Favorito de Pop/Rock y estar en el puesto número 491 de la revista Rolling Stones entre los 500 mejores álbumes de la historia. Al igual que en su primer proyecto, sigue en la línea del pop rock, aunque se ve a un Styles mucho más seguro, apostando por nuevas melodías y canciones muy potentes en las que encontramos dulzura, picardía, dolor y la expresividad a flor de piel del intérprete. Styles resumió su disco en una entrevista en la antes mencionada revista Rolling Stone en una única frase: “Mi disco va sobre tener sexo y estar triste”.

Fine Line trata sobre el propio aprendizaje del cantante, el amor, desamor, los baches de la vida y la euforia, es decir, una mezcla de sensaciones y sentimientos con los que todos podemos sentirnos identificados y nos evoca a nuestro yo más profundo. Ya con el título de una de sus canciones, Treat People with Kindness, Styles nos deja un mensaje claro y contundente, que ya se ha convertido en el lema del artista que incluso ha utilizado para su merchandising, cuyas recaudaciones irán dirigidas a las caridades locales de las paradas de su gira. A continuación, un pequeño análisis de algunas de las canciones que componen este maravilloso disco.

Comenzamos con Lights Up. Fue el primer sencillo que se lanzó de Fine Line, en el que se mezcla el R&B y el soul. Styles nos habla sobre la búsqueda de uno mismo, encontrarse, salir de esa oscuridad de incertidumbre y sin rumbo, una propia reflexión de soltar aquello que te hace mal, dejarse llevar, crear tu propia identidad. En su videoclip, estrenado el mismo día, podemos ver ese desenfreno, el disfrute en contraste con un Harry también confundido y buscándose a él mismo. En Falling seguimos sintiendo esa incertidumbre, las caídas que tiene el ser humano en ciertos momentos de su vida. El amor también sigue presente, el miedo a que esa persona ya no quiera a estar a tu lado. Sin embargo, con la frase what if I’m someone I don’t want around? podemos entender que va más allá de un amor romántico: es ese temor a no quererte ni tú mismo. Su videoclip tiene unas tonalidades frías y Styles se encuentra solo únicamente acompañado de un piano que acaba inundando la sala para ilustrar esa sensación de estar ahogándonos en nuestros propios pensamientos negativos. 

Watermelon Sugar describe la euforia que sientes cuando conoces a alguien, un enamoramiento. Su estilo recuerda a la música de los 70 con un toque muy veraniego. Se ha especulado mucho sobre su verdadero significado y muchos coinciden, al igual que se deja entrever en el vídeo, que hace referencia al encuentro sexual. No era de extrañar que en el vídeo iba a incluirse la fruta que da nombre a la canción, la sandía, y que ayuda a mostrar el mensaje de la letra. En Adore You nos vamos hacia el pop rock, soul. El propio Styles la describe como el comienzo de una relación a partir de la “luna de miel” inicial, lo cual nos avanza en el primer verso: Walk in your rainbow paradise. En el caso del videoclip, narrado por Rosalía, sigue optando por una gama de colores sobria y crea una isla ficticia llamada Eroda (Adore escrito al revés). Utiliza como metáfora un pez dorado al que cuida, pero que va aumentando cada vez más su tamaño y finalmente tiene que devolverle al mar. Puede que muestre ese momento en el que por muy grande que sea tu amor hacia una persona, a veces la vida hace que vuestros caminos se separen. 

Por último, Golden versa sobre su deseo de no estar solo, de querer estar con esa persona que le hace feliz y que él considera “oro”. Su letra es sencilla pero pegadiza, tiene un sonido melancólico y casi onírico. El vídeo se ubica en la costa italiana, los colores son vivos y nos muestra a un artista sonriente y enérgico.

Junto a su música, Styles también ha conseguido abrirse paso como icono de estilo, estampados, colores vivos y estridentes, joyas, tul… Juega con la elegancia y la extravagancia, convirtiéndose en la nueva imagen de Gucci en 2019, cuya marca forma parte del estilismo que escogió el artista para la portada de Fine Line. Además, el cantante ha sido el primer hombre en posar en solitario para la portada de Vogue en Estados Unidos, por el que ha sido muy aplaudido (y criticado) por reivindicar con las prendas escogidas para las fotos que la ropa no tiene género. 

https://www.instagram.com/p/CHiCayEH7eW/?igshid=1auqgnhswe7h2

Aunque la época directioner va a ser muy recordada por muchas personas, lo cierto es que esta nueva etapa en solitario de los miembros de la famosa banda no está dejando indiferente a nadie, permitiéndonos disfrutar de proyectos muy diferentes y personales. A pesar de su corta trayectoria en solitario, Harry Styles está mostrándonos una pequeña parte de todo lo que es capaz de crear, trabajando en un estilo propio y deleitándonos con su música animándonos a querernos y respetarnos tanto a nosotros mismos como al prójimo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perfiles en Redes Sociales