Vivimos en una sociedad en la que la tecnología está presente en cada uno de los aspectos de nuestra vida cotidiana, por ello, muchas de las administraciones estatales han ido adaptándose progresivamente para que los ciudadanos puedan realizar algunos trámites con mayor agilidad y simplicidad evitando solicitar citas y acudir presencialmente a sus sedes.

Sin embargo, mucha gente aún desconoce la posibilidad de realizar algunos trámites de forma telemática y, lo que es más importante, las facilidades que aporta obtener un certificado electrónico. Por eso, en este artículo te explicaremos qué es, cómo puedes obtenerlo y algunos de los trámites que puedes efectuar empleándolo, para qué si aún no lo has solicitado, no dudes en hacerlo.

Qué es

Un certificado digital no es más que un fichero que se encuentra firmado electrónicamente por una entidad que se encarga de su expedición. En España, es la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT) quien los genera.

Este fichero incluye una serie de datos que verifican que una firma corresponde a una persona (física o jurídica) confirmando su identidad. La estructura informática que poseen estos hace que la firma no pueda ser modificada sin que se detecte algún cambio, de ahí que sea imposible su falsificación.

Cómo se solicita

En este caso, nos centraremos en la solicitud del certificado digital de persona física, que es el que puede resultar más útil para la mayoría de ciudadanos.

El primer requisito es ser mayor de edad o un menor que se encuentre emancipado y posea un DNI o NIE.

Las siglas NIE hacen referencia al número de identificación de extranjeros, dado que no solo aquellas personas nacidas en territorio español tienen derecho a su posesión, sino que también los extranjeros residentes en España pueden hacer uso del mismo.

Otra ventaja añadida a este certificado es que es totalmente gratuito, y no hay que pagar ningún tipo de tasa para su obtención siendo así accesible para toda la población.

Existen dos formas de hacerse con el certificado, todo depende de si se dispone de DNI electrónico (DNIe) o no. En el primer caso no es necesario desplazarse a una oficina de registro para su obtención, pero hay que tener en cuenta que se debe emplear un dispositivo capaz de leer el DNI además de una serie de consideraciones previas a su instalación detalladas en la web de la FNMT.

Cómo aparece en la web de la FNMT

Si por el contrario no se realiza el proceso con el DNIe, lo que se solicita es un certificado software descargable. Para ello se debe realizar una configuración previa, también indicada en la web de la FNMT; después, se solicita por internet, para lo que se necesita un correo electrónico al que se remitirá el código de solicitud con la que posteriormente irá a una oficina de registro. Las oficinas de registro son tanto de la Seguridad Social como administraciones de la Agencia Tributaria, y allí con el código de solicitud y el DNI se comprueba que el solicitante es realmente esa persona. Para realizar este paso, en algunas oficinas es necesario acudir con cita previa por lo que es recomendable informarse antes de ir para poder hacer el trámite.

Configuración previa a la solicitud del certificado digital

Finalmente, y aproximadamente una hora después de verificar la identidad en la oficina, ya se puede descargar e instalar el certificado con el código de solicitud. Además, es muy importante saber que este solo podrá ser instalado desde el mismo ordenador que se solicitó y sin haber realizado cambios importantes en la configuración del dispositivo.

Y ahora que ya lo tengo… ¿para qué me vale?

Este certificado sirve para realizar un gran número de trámites a través de las sedes electrónicas de distintas instituciones, por ejemplo de la Seguridad Social y la Agencia Tributaria, solicitar las becas del Ministerio de Educación Ciencia y Deporte (MECD) sin emplear claves de ningún tipo, el acceso al carnet de conducir desde el móvil empleando la aplicación de miDGT y el resto de servicios que proporciona esta, consultar e inscribirse en el padrón municipal, e incluso firmar de forma electrónica documentos o formularios tanto que la persona haya elaborado, como oficiales, justificando de esta forma su autenticidad y formalizando su validez.

Pasos a seguir para usar el certificado digital en la sede electrónica del MECD

Un ejemplo práctico es la solicitud del certificado de delitos sexuales, necesario siempre que se trabaja con menores. Sin el certificado digital su procedimiento de expedición tiene que realizarse con cita previa y esperando un par de días para su obtención. Sin embargo, con el certificado digital, se puede realizar en un par de minutos sin salir de casa y tiene la misma validez, por lo que es mucho más cómodo y ágil si se necesita con premura.

Pero… no sé usarlo

Normalmente los trámites para los que se puede usar el certificado electrónico se indican en la propia web y tras seguir una serie de pasos muy sencillos, el ordenador es capaz de detectar de forma automática qué es necesario para realizar una acción, por lo que se abre una ventana donde se selecciona y que lo pondrá en funcionamiento.

En caso de que lo que se desee sea firmar un documento, el programa Adobe Acrobat proporciona la funcionalidad desde la opción “Certificados”, donde una vez seleccionada aparece la herramienta de “Firmar digitalmente”.

Cómo añadir una firma empleando el certificado digital y Adobe Acrobat