Discordia alcanza la treintena de recomendaciones con tres obras idóneas para dejarse atrapar por el otoño, la lluvia y el ambiente de misterio que genera esta acogedora y, a ratos, terrorífica estación del año.

Serie: ‘The Haunting of Hill House’ de Mike Flanagan (2018)

Los diez episodios de esta serie estadounidense consiguen hacer dudar al espectador de qué es real y qué son alucinaciones, visiones o, directamente, espíritus. Este drama de terror disponible en Netflix narra la historia de una familia completamente rota por el trauma de haber vivido en una casa encantada. Las secuencias del pasado se entrelazan con el presente para presentar los conflictos sin resolver que, muchos años después de la muerte de la madre en esa mansión, siguen atormentando a los cinco hermanos y a su padre. Sin duda, es una adaptación inteligente, magnífica e ideal para disfrutar durante el mes de Halloween.

Cine: ‘Retrato de una mujer en llamas’ de Céline Sciamma (2019)

Muy alejada del terror que envuelve la serie de Mike Flanagan, esta película francesa ambientada en 1770 y disponible en Filmin trata el deseo, la pasión y el amor entre una pintora y la mujer que debe retratar en secreto. La sinopsis adelanta que se trata de un drama con final agridulce, pero qué vamos a esperar de un romance lésbico en aquella época. Aun así, la belleza de sus planos, la tensión narrativa y sexual entre las dos amantes, el simbolismo del fuego y el color marrón otoñal que prima en el filme obligan a visualizar esta joya audiovisual, al menos, una vez en la vida.

Literatura: ‘Kafka y la muñeca viajera’ de Jordi Sierra I Fabra (2006)

Este libro infantil made in Spain narra una posible historia para la experiencia real de Franz Kafka en un parque de Berlín. Un año antes de su muerte, el escritor conoció a una niña que había perdido su bien más preciado: una muñeca. Para consolar su llanto, Kafka se hizo pasar por cartero y le dijo que su amiga se había ido de viaje para vivir increíbles aventuras, pero que le escribiría cartas para seguir en contacto con ella. Aunque la trama transcurre en verano, la edición de Siruela incluye ilustraciones con abrigos y hojas secas que, irremediablemente, transportan al lector a los días fríos de otoño. Si eres capaz de leer escuchando música, entonces te recomiendo reproducir folklore, el otoñal disco de Taylor Swift, como banda sonora para esta entrañable historia.

Portada de ‘Kafka y la muñeca viajera’ de la editorial Siruela.