Hemos resumido la temporada 2020 de Fórmula 1 en cinco momentos que nos hicieron vivir todo tipo de emociones

La temporada 2020 de F1 es una de las más completas que se recuerda respecto a lo que momentazos se refiere. Hemos vivido primeras victorias, primeros podios, momentos surrealistas y emotivos y también un gran susto. 2020 comenzó siendo un año muy extraño y duro para este deporte por la crisis ocasionada por la pandemia, pero eso no hizo que se rebajara el espectáculo. Y a pesar de que volvimos a vivir un año con una dominancia demoledora de Mercedes, esta temporada ha estado lejos de ser aburrida. En Discordia hemos hecho un repaso de los cinco mejores momentos de esta temporada de F1.

1. La victoria de Pierre Gasly en Monza

La victoria de Pierre Gasly en el GP de Italia fue el momento del año en la F1 por múltiples razones. La primera es que fue el primer piloto de la zona media que ganó esta temporada (quién nos diría que no sería el último, aunque eso lo veremos más adelante). Además, fue una victoria luchada. Salía 10º y, gracias a una buena estrategia en boxes, se colocó primero. En esa posición, Gasly dio toda una masterclass de pilotaje. A su caza iba Carlos Sainz, que no pudo robarle la victoria. El francés condujo sin fisuras e hizo un gran trabajo defensivo.

Pierre Gasly celebrando su victoria en el GP de Italia 2020 en F1.

Pero la victoria de Pierre Gasly fue aún más especial porque conocíamos su historia. El francés venía de la complicada temporada de 2019, en la que no consiguió los resultados esperados con Red Bull y le devolvieron a Toro Rosso (donde hizo un podio, en el GP de Brasil de 2019). Gasly ha conseguido callar las bocas de todos los que dudaron de su nivel o de que debiera tener un asiento en la F1. E incluso ha conseguido que todos nos cuestionáramos si Red Bull había hecho lo correcto al prescindir de él. A pesar de robarle la victoria al piloto nacional, Gasly nos emocionó a todos con su victoria y nos devolvió la ilusión al ver ahí a un equipo que no pertenece a los “tres grandes”. Por todo esto, corona esta lista.

Para ampliar: AlphaTauri y su “rubia americana”: la película

2. El milagro del GP de Baréin

Si la victoria de Pierre Gasly nos emocionó, el accidente de Baréin nos heló la sangre. Por minutos nos temimos lo peor. Pero todo quedó en un susto, y la razón por la que aparece en esta lista es porque fue un toque de realidad. La F1 es y siempre será un deporte de riesgo en el que sus pilotos se juegan la vida por este espectáculo cada vez que se suben al coche. Por suerte, la seguridad de la F1 ha sufrido grandes mejoras en las últimas temporadas, como la incorporación del famoso y venerado halo.

https://www.youtube.com/watch?v=ZQ7_En2xEm4

Pero dentro de la seguridad de la F1 también destaca el factor humano. En aquella carrera nuestros héroes fueron Alan Van der Merwe, conductor del safety car, el Doctor Ian Roberts y los marshals. Ellos ayudaron a Romain Grosjean a salir de las llamas causadas por su accidente, en el que su coche quedó partido a la mitad por un guardarraíl. Su rápida actuación fue vital para que el piloto saliera con vida. También lo fue la reacción del propio Grosjean, que salió por su propia cuenta del coche en llamas. Para el recuerdo quedará la imagen de todos los pilotos aplaudiendo en el pit lane después de saber que Romain Grosjean estaba sano y salvo.

3. Lewis Hamilton iguala a Michael Schumacher

Lewis Hamilton consiguió en el GP de Eifel igualar el récord de 91 victorias de Michael Schumacher. Este momento no solo pasará a la historia de la F1 porque Hamilton rompiera un nuevo récord, sino también por el emotivo momento que vivió gracias a la familia Schumacher. Mick Schumacher, hijo del káiser y piloto de F2, le entregó un casco de su padre como regalo por haberle alcanzado en victorias. De esta forma, la familia del expiloto demostró una vez más su apoyo hacia Lewis Hamilton, con el que siempre han muy sido respetuosos.  El año que viene veremos a Mick Schumacher en la F1 haciendo su debut pilotando para el equipo Haas.

https://www.youtube.com/watch?v=WSdzp5f9PQg

4. GP de Sakhir: George Russell se sube al Mercedes y la victoria de Pérez

En el GP de Sakhir tuvimos la baja de Lewis Hamilton después de dar positivo en coronavirus. Entramos en unas 24 horas de especulaciones y rumores, a la espera de saber quién sustituiría a Hamilton en el Mercedes. Toto Wolff, jefe del equipo, decidió apostar por George Russell, piloto de Williams y apuesta de futuro de Mercedes. Russell tuvo que adaptarse en muy poco tiempo a un coche en el que ni siquiera estaba cómodo, ya que es mucho más alto que Hamilton, y del que debía entender su funcionamiento.

https://www.youtube.com/watch?v=eglCFzxWg6U

Pasó de conducir el peor coche de la parrilla al que gana todos los domingos. Y a pesar de la presión, las expectativas y la inexperiencia, consiguió grandes resultados. Puso a Valtteri Bottas contra las cuerdas en los entrenamientos y la clasificación. En la carrera, se colocó primero y estuvo dominando en busca de la ansiada victoria. Y se la hubiera llevado si no hubiera sido por el error de Mercedes en boxes y su posterior pinchazo, que hizo que acabara noveno.

https://www.youtube.com/watch?v=L4_moYFry_s

Pero la desgracia de unos es la alegría de otros. Sergio Pérez pasó de estar último por un accidente con Charles Leclerc a rodar en puestos de podio. El error del equipo Mercedes en boxes hizo que se pusiera primero y Russell pinchó justo cuando se acercaba peligrosamente al mexicano. Pérez logró su ansiada primera victoria en la F1, en una temporada donde se había quedado sin asiento de cara a 2021 y estaba haciendo grandes actuaciones en pista. La victoria de Pérez fue una forma de justicia, y aunque teníamos el corazón roto por Russell, fue imposible no alegrarse por el piloto mexicano. Esta victoria y otros buenos resultados le han valido para tener un puesto en Red Bull el año que viene.

5. El festival de pinchazos en Silverstone

Posiblemente, lo ocurrido con los neumáticos en el GP de Gran Bretaña fue lo más surrealista que hemos vivido en esta temporada de F1. El circuito de Silverstone siempre ha sido muy exigente con los neumáticos, llevándolos al límite. En este Gran Premio vivimos tres pinchazos en las últimas vueltas. Aunque uno de los afectados fue Carlos Sainz, lo que dejó a todos boquiabiertos es que estos problemas afectaron a los dos Mercedes: el primero fue Valtteri Bottas, que rodaba segundo cuando pinchó y acabó la carrera en el puesto 11º. Pero el plato fuerte llegó cuando Hamilton, que iba primero, también sufrió un pinchazo.

https://www.youtube.com/watch?v=g1JwduUGHGQ

Max Verstappen rodaba segundo y acababa de entrar en boxes. La emoción estaba servida y todos se preguntaban si el piloto holandés podría arrebatarle la victoria al de Mercedes. Pero ese pit stop lapidó todas las posibilidades de Verstappen, que tuvo que ver cómo Hamilton ganaba a tres ruedas gracias a toda la ventaja que tenía sobre él. El equipo Red Bull alegó que habían entrado a cambiar de neumáticos porque encontraron unos cortes en las gomas usadas y temían que su piloto corriera la misma suerte que los Mercedes. Nos quedará siempre la duda de saber qué habría pasado en ese Gran Premio si Max Verstappen no hubiera entrado en boxes. En ese GP de Gran Bretaña fue la primera vez que vimos ganar a un piloto con tan solo tres ruedas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perfiles en Redes Sociales